Cámaras en la cabeza: el ‘radar’ de la Policía argentina que pone 1.300 multas al día

Policías patrullando en moto con una pequeña cámara anclada al casco se ha convertido en el último radar de gran efectividad utilizado en Buenos Aires (Argentina). Este sistema, no obstante, no es nuevo, se comenzó a utilizar en marzo de 2015 pero salta ahora a primera plana por las sorprendentes cifras que ha conseguido: 40.000 multas por mes (1.300 al día) interpuestas gracias a este sistema, según las cifras que ofrece el diario Clarín.

El método es extremadamente sencillo y rápido. Basta con circular por las diferentes rutas que se establezcan con una cámara Garmin Virv Elite (cada unidad vale 259 euros) enganchada a la parte superior del casco, la cual irá grabando de forma permanente.

Al finalizar la jornada, el personal del Centro de Procesamiento de Infracciones analiza las imágenes mediante un programa informático que descifra el modelo, la marca y la matrícula del coche, a fin de sancionar al propietario que haya llevado a cabo acciones merecedoras de multa. De esta forma, se consigue que los agentes operen de una forma más transparente y rápida.

En la actualidad, la Policía cuenta con 23 motos, pero se espera que el número se incremente hasta las 33 de aquí a final de año, así como que el número de agentes aumente de 1.050 a 1.500.

En lo que respecta a las sanciones de 2015, las más frecuentes fueron el exceso de velocidad, saltarse semáforos en rojo y, sorprendentemente, tapar la matrícula del vehículo, cuya cuantía asciende hasta los 7.700 dólares (6.800 euros).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *