EL PROBLEMA NO ES LA HOOKAH, SINO LO QUE LE ECHAN

Resultado de imagen de EL PROBLEMA NO ES LA HOOKAH

Dependiendo del país, es conocida como hooka, cachimba, shisha o pipa de agua. Lo cierto es que es un instrumento que se ha popularizado a gran escala en los jóvenes de República Dominicana.

Muchos afirman que su uso trae grandes consecuencias respiratorias y daños a los pulmones. En el país son numerosas las personas que exigen que se prohíba su consumo, mientras varias han sido las noticias sobre la muerte de jóvenes por el consumo de la pipa de agua.

En 2013, la Cámara de Diputados aprobó en primera lectura el proyecto que prohíbe el uso del instrumento en colmadones, bares, discotecas y lugares públicos.

Según el psiquiatra Héctor Guerrero Heredia, el problema en sí no es la hookah, sino lo que le echan. “Donde se usa, en los países árabes musulmanes, al que le echa otra cosa que no sea vapor de agua lo matan”, asegura el especialista.

“Por ahí no hay drogas. Eso quiere decir que la hookah no es el problema, eso es aquí”, afirmó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *