Frustran el secuestro de una joven al parar al maltratador en un control de tráfico

Resultado de imagen de Frustran el secuestro de una joven al parar al maltratador en un control de tráfico

La Guardia Civil y la Policía Local de Estepa (Sevilla) han detenido a un hombre acusado de golpear y secuestrar a su expareja sentimental, atribuyéndole delitos de violencia de género, detención ilegal, lesiones leves, daños y robo con violencia. El arresto ocurrió por casualidad, cuando el supuesto agresor fue detenido en un control rutinario de tráfico. A su lado viajaba la víctima, una joven de 25 años, que hizo sospechar a los agentes por su nervios.

Los hechos, según informa la Guardia Civil, se produjeron sobre las 12,30 horas del pasado día 13 diciembre, cuando agentes de Badalatosa y Estepa y la Policía Local de Estepa realizaban un punto de verificación de personas y vehículos en dicho municipio.

Durante la ejecución de este cometido, los agentes observaron una furgoneta de color blanca, identificando a sus ocupantes y constatando una actitud temerosa por parte de una mujer que iba junto al conductor, la cual durante la identificación manifestó en voz baja a los agentes unaspalabras de solicitud de ayuda, por lo que inmediatamente se reaccionó sacándola del vehículo y trasladándola a las instalaciones de una gasolinera cercana.

Según el relato de la víctima, que presentaba signos de violencia en el rostro por los que tuvo que ser atendida en el centro médico de la localidad, el ahora detenido, identificado como A.J.O.G., había sido pareja sentimental de la misma durante cuatro años pero la relación que había finalizado unas dos semanas atrás.

No obstante, y siempre según la víctima, pocas horas antes de ser interceptado el vehículo en cuestión, el individuo habría llegado hasta ella cuando se encontraba en compañía de una persona amiga, agrediendo violentamente a ambas personas para llevársela “contra su voluntad”, sustrayendo los teléfonos móviles de ambas personas y embistiendo los vehículos de ambos con el suyo propio. Posteriormente, retenida contra su voluntad, la mujer habría recibido numerosas amenazas de diversa índole.

Aunque la víctima no se encontraba en condiciones de denunciar, dada la situación, los agentes actuaron de oficio motivados por el parte del facultativo médico, la manifestación de la víctima y la denuncia de la otra persona perjudicada, recuperando los teléfonos móviles sustraídos, que fueron localizados en la furgoneta identificada, deteniendo a este individuo por los delitos de violencia de género, detención ilegal, lesiones leves, daños y robo con violencia, pasando a disposición judicial en Osuna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *