Barack Obama tuvo su gala de despedida rodeado de estrellas en la Casa Blanca

El presidente estadounidense celebró su última fiesta antes de dejar el cargo el 20 de enero. Las figuras que acompañaron al mandatario y su mujer
El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, celebró este viernes -junto con distintas figuras del espectáculo- su última fiesta en la Casa Blanca antes del traspaso de mando. Donald Trump asumirá el próximo 20 de enero.
El vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, se limitó a confirmar que la pareja presidencial estaba ofreciendo una fiesta “para pasar un rato con sus amigos” y que éste sería el último evento de este tipo antes de que Obama deje el cargo.
Aunque la lista de invitados era confidencial, algunos de los famosos que asistieron al evento narraron sus impresiones.
El cantante y actor Nick Jonas, por ejemplo, mostró su look para la fiesta en la red social Instagram. Otras fotos de la celebración fueron publicadas por el rapero Usher y la cantante Kelly Rowland. En la gala también estuvo Paul McCartney.
De izquierda a derecha, La La Anthony, Terrence J, Kelly Rowland, Will Packer y el rapero Wale posaron para una foto mientras se preparaban para bailar con el presidente y la primera dama
De acuerdo a lo que publicó The Washington Post, además estaban invitadas estrellas de la música como Beyoncé, Jay-Z y Stevie Wonder, directores de cine como George Lucas y J.J. Abrams o el actor Bradley Cooper.
También asistieron las estrellas de cine Robert De Niro y Meryl Streep, George y Amal Clooney, la presentadora Oprah Winfrey y la editora jefe de la revista Vogue, Anna Wintour. Otros nombres citados fueron los de Bruce Springsteen y Samuel L. Jackson.
La primera dama de EEUU, Michelle Obama, quiso enviar este viernes un mensaje particular a los jóvenes en su último discurso en el cargo y subrayó que la “gloriosa diversidad” del país “no es una amenaza”, dado que, según dijo, “es lo que somos”.
Haber sido la primera dama de EEUU en los últimos ocho años “ha sido el mayor honor de mi vida”, declaró Obama entre lágrimas al culminar su discurso, ofrecido en un acto educativo en la Casa Blanca.
“Quiero que todos nuestros jóvenes sepan que este país les pertenece a ustedes, a todos ustedes”, enfatizó la primera dama en un discurso cargado de emoción.
Michelle Obama no mencionó en ningún momento al presidente electo de EEUU, Donald Trump, que asumirá el cargo dentro de dos semanas, el 20 de enero, pero su discurso pareció un alegato en favor del “poder de la esperanza” y contrario a la retórica divisiva y agresiva.
Así, tuvo palabras para los inmigrantes, a quienes dijo que “son parte de una orgullosa tradición estadounidense” de acoger al extranjero “que nos ha convertido en la mejor nación de la Tierra”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *