Confiesa que mató a su madre después de culpar a su novio, condenado por ello

Heather Mack ha dado una vuelta al caso ya cerrado del asesinato de su madre en Bali en 2014, por el que cumple condena ella y su novio. La joven de  20 años ha colgado un vídeo en YouTube en el que asegura contar la verdad, porque “desde que he sido niña he escuchado que la verdad te hará libre. Soy Heather Mack y quiero ser libre.”

Heather Mack, asesina parricida

La joven dice haber matado a golpes a su madre y haber metido el cuerpo cuando pasaban unas vacaciones juntas en Bali.  El cadáver fue hallado en el maletero de un taxi en agosto de 2014, según lo que publica ‘The Chicago Tribune’.

Heather Mack y su novio,Tommy Schaefer, de 22 años, fueron juzgados y condenados por el asesinato. El hombre confesó ser el autor del asesinato de su suegra y ahora la joven ha colgado una serie de vídeos con el título ‘Confesión’, en los que dice contar la verdad de lo que ocurrió aquel día.

“Desde que he sido niña he escuchado que la verdad te hará libre. Soy Heather Mack y quiero ser libre. No quiero vivir en una mentira nunca más”, ha revelado la joven.”

Durante el juicio, la joven contó al Tribunal que la juzgó que ella estaba fuera del baño mientras su novio se encargaba de la paliza a su madre. Sin embargo, en los videos la chica da un vuelco al proceso con la posibilidad de que se reabra la investigación.

Heather Mack cuenta que la relación con su madre empeoró tras el fallecimiento de su padre el cantante James Mack al que -según su versión- fue su madre la responsable de la muerte de su progenitor en hotel de Atenas, en Grecia.

“Cuando descubrí que ella había matado a mi padre eso se incrustó en mi corazón, mi mente, mi alma, mi sangre, en el oxígeno que corre por mi cuerpo y sólo quería matar a mi madre”, dice frente a la cámara la joven, que cumple 10 años de condena.

En la grabación asegura que primero le pidió ayuda a su novio para cometer este crimen y que él se negó. A partir de aquí asegura que organizó un plan en el que incluiría a su novio, a través de falsas conversaciones (por SMS), sin que él lo supiera.  “Lo atrapé aquí y eso es de lo que me arrepiento. No de haber matado a mi madre. Y por muy demoníaco que suene, es mi realidad”, asegura.

En los vídeos, Heather Mack, confiesa haber sido ella la que mató a su madre y se disculpa con su novio, Tommy Schaeffer, condenado a 18 años de prisión en un centro penitenciario de Bali.

Mack y Schaefer fueron condenados en abril de 2015 después de que los investigadores encontraran SMS que los vinculaban directamente con el homicidio de la madre de la joven.

El joven se inculpó durante le juicio asegurando que mató a su suegra con un tazón de metal, después de que esta se enojara al enterarse de que su hija estaba embarazada e hiciera comentarios racistas.

Sin embargo, ‘The Chicago Tribune’ dice tener correos en los que se demuestra que la fallecida sabía desde antes del viaje a Bali que su hija estaba embarazada.

Heather Mack finalmente dio a luz a Stella, en marzo de 2015, que cumplirá dos años el próximo mes. La pequeña crece junto a su madre, en un centro penitenciario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *