Una empresa belga coloca microchips a algunos de sus empleados

Una empresa belga especializada en marketing digital ha decidido colocar un microchip bajo la piel de ocho de sus empleados para hacer más eficiente el trabajo de estos.

Microchip para humanos

Uno de los  objetivos de esta novedosa técnica es la de facilitar, y hacer más rápido, el trayecto que los empleados tienen que hacer dentro de la empresa, ya que harán la  función de la tarjeta que tienen que pasar para abrir las puertas, tal y como informa  Geeko.

Pero no solo eso, el  microchip que ha sido instalado en ocho de sus empleados también permite el acceso a ordenadores sin necesidad de tener que introducir la clave, ya que el pequeño chip que llevan dentro de su piel actúa a modo de  nombre de usuario y contraseña. El microchip, tan pequeño como un grano de arroz, se ubica debajo de la piel entre el dedo pulgar y el índice, con un precio de 100 euros por unidad.

Está claro que estamos ante un  método sorprendente y que puede revolucionar el mercado laboral, pero también puede suponer un problema ético para algunos trabajadores. Por ello, de momento la empresa belga sólo ha implantado estos microchips en empleados que han dado su consentimiento para ello.

Los  críticos a esta técnica asegura que con su implantación las personas van a ser tratadas como simples códigos de barra, frente a los que están a su favor y lo ven como una  evolución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *