Muere Pepe Chelala, el examor cubano de María Teresa Campos

Foto: María Teresa Campos en una imagen de archivo (Gtres)

María Teresa Campos en una imagen de archivo (Gtres)

“Cuando salí de Cuba, dejé mi vida, dejé mi amor”. El compositor de esta letra, un clásico del exilio del que también fue coautor Luis Aguilé, se iba para siempre hace casi un mes. En su funeral madrileño, hasta el presidente de Iberia cantó esa canción en su honor. José Rafael Chelala López, hermano de la famosa peletera Nelsy Chelala, fue, además de empresario y autor, un amor ‘visto y no visto’ para María Teresa Campos. Según cuenta Pilar Eyre en su columna, la presentadora de ‘¡Qué tiempo tan feliz!’ recibió con pena la noticia del fallecimiento del que fuese su amor hace ahora cinco años, fecha en la que mantuvieron un discreto acercamiento que, finalmente, no fructificó.

Fue Jaime Peñafiel el que hizo las veces de celestino, tal y como confirma él mismo a Vanitatis. “Estuvieron juntos muy poco tiempo. Se gustaron, pero aquello no pudo ser porque él estaba muy ocupado. Yo lo intenté porque a los dos les tengo mucho cariño y los vi muy adecuados el uno para el otro”, asegura el veterano periodista. Parece que la presión mediática también colaboró a frenar la que pudo haber sido una gran historia de amor para la Campos. Chelala era, de hecho, uno de los hombres más importantes de Cuba, aunque en nuestro país su nombre apenas signifique unas cuantas líneas en la columna de un periodista.Nacido en La Habana y firme opositor al régimen de Batista, el empresario estudió Derecho y trabajó como procurador de los tribunales de La Habana. Sin embargo, su ideario político le acabó trayendo a España, donde tuvo la feliz idea de fundar un bufete de asesoramiento y gestión empresarial, compaginando la faceta de Derecho con la de periodista. Sin embargo, lo que le acercó a periodistas como Jaime Peñafiel, que le ha dedicado un emotivo obituario, o la propia Campos fue su vinculación a asociaciones como el Club Internacional de Prensa o la Asociación de Corresponsales de Prensa Iberoamericana, de la que acabaría siendo presidente.

Lea aquí: los momentos más empalagosos de Campos y Bigote
Lea aquí: los momentos más empalagosos de Campos y Bigote

Peñafiel lo define como un “hombre con pulso”. Padre de cuatro hijos, dos niños y dos niñas, estaba separado hace años y su amor por Madrid era tal que, según cuentan en la ACPI, los bendijo a todos ante la mismísima Virgen de la Paloma. Durante una de sus cenas con Campos, se escandalizó al ver a varios periodistas persiguiéndoles para captar alguna imagen de ambos. Poco acostumbrado a ser el foco de atención, ese fue uno de los detonantes que dieron al traste con un acercamiento amoroso que habría cambiado el destino de la presentadora de ‘¡Qué tiempo tan feliz!’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *