Pide permiso a un tribunal para inseminarse con el esperma de su novio muerto

Ayla Cresswell, de Queensland, en Australia, había planeado tener tres hijos con su novio Joshua. Sin embargo, este murió repentinamente el pasado agosto. Ahora, Ayla lucha en los tribunales por que le de den permiso para inseminarse con el esperma conservado de su pareja y formar la familia “que siempre quisieron”.

 
Ya habían planeado casarse y comenzar una familia, pero él, Joshua Davies, murió repentinamente el pasado mes de agosto.
Ello obligó a su novia, Ayla, de 24 años, ha actuar con rapidez y conseguir conservar el esperma de su novio.
Según la publicación Daily Mail, primero obtuvo el permiso para conservar el esperma de su pareja en una clínica especializada. Ahora, intenta que también le dejen usarlo.
“Sinceramente, esto es lo que Joshua habría querido”, ha declarado Ayla ante el tribunal, que resolverá su caso en el mes de julio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *