Un informe asegura que el agua de las piscinas cada vez está más contaminada

Aunque en un principio hay que confiar en la limpieza del agua de las piscinas, el Reporte Semanal de Morbilidad y Mortalidad de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC) ha detallado que hay un aumento considerable de personas con infecciones parasitarias contraídas por haberse bañado en piscinas con aguas contaminadas.

La jefa del Programa de Natación Saludable de los CDC, Michele Hlavsa, ha explicado que “el criptosporidio es un germen que puede causar diarrea por hasta tres semanas”, según recoge CNN en español. Este parásito, conocido como ‘cripto’, se propaga a través de las heces fecales de alguien infectado.
El aumento de casos es considerable, ya que los CDC recibieron noticias en 2016 de 32 brotes que habían ocurrido en piscinas o parques acuáticos de Estados Unidos, por los 16 que se registraron en el año 2014. En los años anteriores, la cantidad de brotes de cripto había descendido, ya que en 2011 fueron 20, 16 en 2012 y 13 en 2013.
Por ejemplo, sólo en Ohio se infectaron 2.000 personas durante el último año. El problema es que es complicado registrar la totalidad de afectados que ha habido por el ‘cripto’, ya que los estados de EEUU no tienen una obligación legal de reportar al CDC el número de pacientes de este germen”.
SINTOMAS DEL GERMEN ‘CRIPTO’
La sintomatología que se tiene cuando se ha sido infectado de este germen incluye diarrea líquida, calambres de estómago, náuseas y vómito, por lo que es probable que también se incluya deshidratación.
Pero, ¿cómo no contraer este germen? Hlavsa aconseja a los padres a “alentar a sus hijos a que no se traguen el agua cuando están nadando”, ya que un simple sorbo de agua contaminada puede bastar para enfermar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *