El peligroso juego que pudo provocar la muerte del menor en la piscina de Arganda

El menor de 15 años que el miércoles murió en el hospital tras sufrir un incidente cuando estaba en la piscina municipal de Arganda del Rey sufrió un ataque epiléptico. Esa es una de las hipótesis que se manejan para explicar el suceso, en el que se descarta que se tratara de un ahogamiento ordinario.

Al parecer, cuando los socorristas (a los que, pese al infortunado final, los técnicos del 112 y del Summa felicitaron por su capacidad de reacción) acudieron al rescate, el chaval presentaba síntomas de epilepsia.

También ha trascendido que la víctima estaba jugando con sus amigos a aguantar el máximo tiempo posible bajo el agua y sin respirar, un extremo muy importante a la hora de esclarecer la muerte.

El adolescente, que sabía nadar, era de origen marroquí y vecino de Arganda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *