Gasta 30.000 dólares para no ser gay

Pago 30.000 dólares en controvertidas terapias de conversión, le sumo tres intentos de exorcismo y un matrimonio fallido, al final tuvo que aceptarlo, es gay.

La llamada conversión o terapia reparativa es una práctica, a la que se sometió Peterson Toscano, que trata de ayudar a las personas a cambiar su orientación sexual.

Este tipo de terapia es ampliamente apoyada por Iglesias Cristianas fundamentalistas y sostiene que la terapia ayuda a pasar de homosexual a heterosexual. A estas personas se las conoce como “ex-gay”.

Peterson de 47 años edad, cristiano devoto, es miembro de la Iglesia Evangélica y le pareció difícil resolver lo que consideraba un conflicto entre su orientación sexual y su fe.

“Estaba haciendo algo moral y espiritualmente equivocado, por lo que sería castigado en la vida eterna. Así que tenía mucho miedo y un desespero terrible”, dijo Peterson.

Peterson ya había realizado dos intentos fallidos de exorcismo en Estados Unidos. Pero describe su última experiencia con la pastora en Worcestershire “más como Reiki que como una liberación”.

“Ella nunca me tocó, no hubo gritos, no había baldes de vómito como en las experiencias anteriores que había tenido”, dijo.

“Ella sintió que los demonios estaban suficientemente desalojados como para salir y entonces ella dijo, de la manera más dulce y gentil, ‘muy bien, los demonios están listos para salir, lo único que usted tiene que hacer es respirar hondo y listo, allá se van’”.

Toscano, finalmente tuvo que aceptar su orientación sexual,  ahora utiliza sus experiencias en presentaciones de teatro en las que llama la atención sobre el daño que pueden causar las terapias que tratan de cambiar o reprimir la orientación sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *