Hombre descuartiza y hasta se comió partes de su esposa en Filipinas

El pueblo filipino está conmocionado al conocer del crimen cometido por Orlando Estrera, de 43 años de edad, quien asesinó y descuartizó a su compañera de vida identificada únicamente como Hiede, de 46 años, porque creía que era Satanás.

Este femicidio ocurrió el día domingo en la Ciudad Quezón, en el norte de Metro Manila, y fue denunciado por lo vecinos que miraron horrorizados cómo el sujeto lanzaba por la ventana varias partes del cuerpo de la que fue su esposa durante 16 años.

Este energúmeno le quitó la vida a su mujer utilizando un cuchillo de cocina, el mismo que utilizó para desmembrarla y abrir su vientre para comprobar si estaba embarazada ya que temía que iba a dar a luz al hijo del Diablo.

Luego procedió a cortarle sus extremidades, arrancarle el rostro, sacarle los ojos e incluso se comió partes de su cerebro tras abrirle la bóveda craneal a punta de golpes.

“Ella era una molestia para mí porque era Satanás. Ella misma me dijo que era Satanás”, , “La maté para salvarnos a todos porque era Satanás”, declaró el lunes frente a un grupo de medios filipinos.

La víctima, que trabajaba con su marido en un colegio católico, había acusado a éste de maltratos en numerosas ocasiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *