La hija de Ronald Reagan contó por primera vez cómo fue violada por un productor y por qué nunca lo había revelado.

Patti Davis, hija del fallecido ex mandatario Ronald Reagan, decidió hablar por primera vez sobre una violación que sufrió décadas atrás a manos de un ejecutivo de la industria musical, en una columna de 

opinión publicada por el Washington Post.

Según contó, cerca de 40 años después de los hechos, acudió a la oficina de un “prominente empresario musical” (no identificado en el texto) que fue programada “sospechosamente tarde”. Explicó que buscaba comenzar una carrera musical como escritora y llevó un cassette con muestras de sus trabajos.

La situación, recordó, la puso incómoda cuando el sujeto le ofreció cocaína. Según

comentó, está “90% segura” de haber rechazado la propuesta, y aclaró que, aunque en esa época sí consumía sustancias, el entorno le parecía inadecuado y no confiaba en la persona.

“Lo que pasó después, sin embargo, es imborrable. Cruzó la habitación. Había una alfombra verde oscura, pero sus pasos sonaban fuertes, pesados. Estaba contra mí, encima, tan rápidamente, con sus manos bajo mi falda y su boca sobre la mía, que me congelé. Estuve acostada mientras se forzó hacia adentro”, escribió.

La ex residente de la Casa Blanca (su padre fue mandatario entre 1981 y 1989) describió sensaciones del momento, como el cuero sobre su piel y el desagradable aliento del violador, “a café y pan viejo”. Además, aseguró que el empresario no usó un preservativo.

Davis aseguró que nunca habló de este episodio: “Ni con amigos, ni con un terapeuta, ni con mi esposo”.

La autora también respaldó a Christine Blasey Ford, la mujer que acusa a Brett Kavanaugh (nominado por Donald Trump para la Corte Suprema) de haber abusado de ella, y cuyo testimonio ha sido puesto en duda por miembros del Partido Republicano.


“Ford ha sido criticada por las cosas que no recuerda”, lamentó, pero aseguró que la memoria “bloquea partes de la historia que realmente no importan”, y “hay imágenes que te acecharán por siempre, que cambiarán tu vida y vivirán bajo tu piel”.

Davis también se refirió a los pedidos para que el FBI realice una pesquisa sobre la acusación. “Pedir una investigación no es un pedido grande, a menos que quieran tomar otro camino. Que es, por cierto, una razón por la que las mujeres tienen miedo de hablar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *