La Policía deja en libertad al padre de la bebé que murió tras horas olvidada en un coche

La Policía Nacional ha dejado en libertad al padre de la bebé de 21 meses que murió el miércoles en Sanchinarro después de pasar horas en un coche, olvidada por su progenitor cuando la llevaba a la guardería.

Según han informado a Efe fuentes de la Jefatura Superior de Policía, el hombre prestó declaración a última hora del miércoles por la tarde ante los agentes del grupo V de Homicidios y ha quedado este jueves en libertad a la espera de que el juez le cite a declarar acusado de un homicidio imprudente.

El suceso ocurrió el miércoles en el distrito madrileño de Hortaleza, donde el hombre, de 43 años, dejó aparcado su coche, un monovolumen con los cristales tintados, lo cerró, se fue a trabajar y dejó a la pequeña dentro sin acordarse de que no la había dejado en la guardería.

Cuando la madre, de 39 años, fue en torno a las 15:00 horas a recogerla, los responsables del centro infantil le dijeron que la niña no había acudido a la guardería.

Fue entonces cuando la madre encontró a la niña en el coche que abrió con otro juego de llaves que tenía. De hecho, cuando llegaron los sanitarios del Samur-Protección Civil la pequeña ya estaba fuera del coche y había entrado en parada cardiorrespiratoria.

Los sanitarios intentaron reanimarla y durante 45 minutos le practicaron las maniobras correspondientes, pero solo pudieron confirmar el fallecimiento.

Los padres de la bebé que tienen otros tres hijos mayores se encontraban ayer en estado de shock y los agentes no pudieron tomarle declaración hasta última hora de ayer por la tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *