Sigue la controversia! El autor del libro más polémico sobre Michael Jordan reveló las “mentiras” de The Last Dance.

La serie The Last Dance, que retrata la última temporada de la dinastía de Chicago Bulls y recorre la brillante carrera de Michael Jordan, resultó un éxito rotundo, pero también genera polémica. Sam Smith, autor de uno de los libros más polémicos sobre Su Majestad (The Jordan Rules, en el que revela varios puntos oscuros de la vida del astro de la NBA, como su propensión al juego), fue contundente al referirse al documental en el programa de Bonta, Steiny & Guru.

“Hay varias cosas en el documental que o las ha maquillado o directamente son falsas. Me sonó como a estas películas para televisión que suelen recalcar que están basadas en hechos reales. Eso ha sido la serie, algo basado una historia real”, golpeó el escritor.

¿Qué versiones sobre los hechos entiende Smith que fueron falsas? Por ejemplo, el episodio de la “pizza envenenada”, en el umbral del juego N° 5 de las finales de 1997 contra Utah Jazz. En Salt Lake City, MJ pidió una pizza y en la madrugada se descompuso. Y adjudicó su malestar al alimento. Tim Glover, el histórico preparador físico de Michael, señaló en la serie que detectó algo extraño: “Eran cuatro o cinco trayendo una pizza. Pensamos que algo raro estaba sucediendo”. Jordan fue terminante. “No fue el partido de la gripe… (dijo en relación al rótulo que le quedó al duelo) fue el de la comida envenenada”, sentenció. De todos modos, terminó con 38 puntos y un triple clave en los segundos finales para darle a Chicago un triunfo decisivo por 90-88.

“Lo de las pizzas no tiene ningún sentido”, arremetió Smith, remarcando que se trata de una leyenda. El escritor puso mayor énfasis sobre los sucesos que derivaron en la disolución de la sociedad entre Jordan, Scottie Pippen, Dennis Rodman y el entrenador Phil Jackson. En la serie, quien queda como villano es Jerry Krause, entonces gerente general de la franquicia.

“El final es una mentira descarada. Volvió y luego se fue cuando no debía hacerlo, ¿y pretende que se crea que le forzaron a irse? ¿Quién fuerza a Jordan a hacer cualquier cosa? La mentira es evidente, pero bueno… Es parte de la mística de Michael”, planteó el autor. También resaltó que, según su información, Su Majestad no estaba dispuesto a regresar, junto a los otros puntales del equipo, si se lo pedía el propietario Jerry Reinsdorf. “Sé bien lo que pasó, y esa fue una mentira completa y flagrante de Michael”, alertó.

El libro de Smith, que bajó del pedestal al 23 al poner en el centro de la escena varios escándalos de apuestas y su comportamiento con el resto del equipo, aparece en la serie. Allí Jordan acusó a Horace Grant, compañero de equipo en los primeros tres títulos, de filtrar intimidades del plantel y de ser una de las principales fuentes del periodista.

“Lo que dijo Jordan es mentira, completamente una mentira. Mentira, mentira, mentira”, replicó Grant en declaraciones a ESPN Radio en Chicago y recogidas por CBS. Incluso, lo invitó a pelear públicamente: “Si MJ me guardaba rencor, resolvámoslo como hombres. Hablemos de eso, o podemos resolverlo de otra manera”.

“Es solo un hombre rencoroso, y creo que lo demostró durante el llamado documental. Si dices algo sobre él, te interrumpirá, intentará destruir a tu personaje. Quiero decir, con Charles Barkley han sido amigos durante más de 20, 30 años, y dijo algo sobre la gestión de Michael en Charlotte y no han hablado desde entonces”, reforzó.

Los medios especializados de Estados Unidos también aseguran que Scottie Pippen está enojado con The Last Dance, porque entiende su perfil es abordado en profundidad sólo en un capítulo y luego reaparece en varios momentos en los que está relacionado con la controversia. Su problema contractual en la última temporada (retrasó la cirugía que debía realizarse en su pie en forma de protesta con los dirigentes de la franquicia), la descompostura que lo dejó fuera de competencia ante Detroit en los playoffs del 90, o el acto de rebeldía en la postemporada de 1994, ante New York Knicks, cuando dejó el campo enojado con el entrenador Phil Jackson cuando le dio el protagonismo de la jugada decisiva a Tony Kukoc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *