El sarpullido en la boca, otro síntoma del coronavirus que se une a la lista

  • El sarpullido aparecería un par de días antes de otros síntomas
  • Un 29% de los pacientes del estudio lo había padecido
  • El enantema no se relacionó con ninguna medicación

Hasta ahora sabíamos que los sarpullidos cutáneos estaban en la lista de síntomas del coronavirus, ahora médicos españoles reportan que, en algunos casos, también se están encontrando sarpullidos en el interior de la boca, según recoge un nuevo estudio de expertos españoles que se publicó en la edición del 15 de julio de la revista JAMA Dermatology.PUBLICIDAD

Los investigadores, según recoge Healthy Day, dirigidos por el doctor Juan Jiménez-Cauhe, del Hospital Universitario Ramón y Cajal, en Madrid, examinaron para realizar su trabajo a 21 pacientes diagnosticados a principios de abril con COVID-19 y los sarpullidos cutáneos asociados.

Esos sarpullidos se conocen como enantema, y los expertos no se han sorprendido que aparezcan en casos de COVID-19. Según apunta una dermatóloga estadounidense, y recoge ‘The New York Times’, un enantema serían un grupo de pequeñas manchas en las membranas mucosas, según explica la doctora Michele Green, del Hospital Lenox Hill de Nueva York. “Es muy común en los pacientes con enfermedades virales, como la varicela y la enfermedad de las manos, los pies y la boca. Una característica de muchos sarpullidos virales”, añade Green.

El sarpullido en la boca se da un par de días antes de que aparezcan otros síntomas

Volviendo al estudio español, de los 21 pacientes analizados, seis tuvieron un enantema en el interior de la boca. Los pacientes afectados tenían entre 40 y 69 años, y cuatro de los seis eran mujeres. En todos ellos, coincidía que el sarpullido en la boca apareció entre dos días antes del inicio de otros síntomas de coronavirus y 24 días después, con un tiempo promedio de unos 12 días tras el inicio de los síntomas.PUBLICIDAD

Tambén apuntan estos expertos que en la mayoría de los casos, el enantema no pareció vincularse con ningún medicamento que los pacientes estuvieran tomando.

Es difícil conocer el alcance de este síntoma ya que como apunta el grupo dirigido por el dotor Jimenez Cauhe, “por problemas de seguridad, no se examinan las cavidades orales de muchos pacientes con COVID-19 sospechada o confirmada”.

A %d blogueros les gusta esto: